dimarts, de febrer 14, 2006

OBSERVACIONS DE CAVANILLES



Observaciones sobre la historia natural, geografía, agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia.

Tomo I I / CAVANILLES I PALOP, Antoni J. / 1795

104 – En los olivos y algarrobos no corresponde el fruto a su corpulencia y lozanía, porque ni se podan como corresponde, ni los algarrobos tienen suficiente número de machos. Debieran corregirse estos defectos, nacidos sin duda de la ignorancia o preocupación, perpetuada de padres a hijos. Pudieran también sacar mucha utilidad los del valle si a imitación de los de Confrides guarneciesen los ribazos con almeces y álamos negros, aprovechando sus varas para horcas y garrotes. Allá vimos que esta industria en nada perjudica a las producciones del campo, y es lástima la ignoren hombres tan aplicados y laboriosos. Desde Guadalest a Callosa es común el ruldo, o bien coriaria con hojas de arrayán, la adelfa, el taray de Alemania, la borraja, la ínula pulicaria, y otras plantas conocidas. Va subiendo el terreno hasta Beniardá; sucédense lomas cada vez más altas hasta Benifato, donde empiezan cuestas rápidas para subir a Abdet, situado a la izquierda del camino que baxa del puerto. Muy pronto se ve el castillo que defiende la entrada del valle por poniente, seguido del último pueblo de la Baronía, que es Confrides, y se empieza a baxar por las faldas de Serrella, opuestas al norueste. Hay poco cultivo en aquella altura por impedirlo el suelo peñascoso: auméntase pasada media hora, y se descubren dos lugarcillos distantes entre sí un quarto de legua, uno a la derecha del camino, y otro a la izquierda; este se llama Beniáfer, anexo de Alcoleja, y el de la derecha Ares del Bosc, anexo de Benasau. El término común a Benasau y Ares tiene una hora de diámetro, todo de cuestas y barrancos, que han sabido aprovechar los 37 vecinos de Ares y los 93 de Benasau: sólo tiene 30 jornales de huerta, regados con las aguas que baxan de Serrella y Aitana, en que hay muchas moreras, porción de maíz y hortalizas. A principios del siglo apenas llegaban a 70 los vecinos de ambos pueblos; su multiplicación procede de las ganancias y subsistencias que les han producido su agricultura y las fábricas de Alcoy, que extienden hasta allí su benéfica influencia. Las mujeres y niñas de Benasau ganan cada semana hilando lanas más de 100 pesos; utilidad considerable respecto al vecindario. La industria y aplicación es la verdadera fuente de la felicidad. No se conoce la miseria en aquellos pueblos, cuyos moradores viven alegres y robustos sin luxo ni necesidades facticias: cogen en recompensa de sus trabajos 310 cahíces de trigo, 80 de maíz, 150 de otros granos que allí llaman mixturas, 500 arrobas de aceyte, 100 de higos, 1200 de pasas, 20 de uva fresca, 4400 cántaros de vino, y 260 libras de seda.

1 Comments:

At 6:18 p. m., Anonymous Anònim said...

Olé per les notícies d´actualitat.

 

Publica un comentari a l'entrada

<< Home